CÓMO ESTUDIAR SCIENCE

Algunas claves para el estudio de Science:

Trabajo diario: generalmente no hay muchos deberes de Science (a veces algún ejercicio, terminar de rellenar un esquema o un pequeño proyecto), esto es debido a que el tiempo que se dedica a esta asignatura fuera de clase debe dedicarse a repasar y estudiar lo visto durante el día. En ocasiones trabajamos en clase sin usar el libro, pero siempre seguimos el orden del libro para facilitar el estudio.

Entender: muchos de los conceptos de Science van a ser nuevos, durante la clase todo parece claro, pero al llegar a casa empiezan las dudas, apunta todo lo que no has entendido y pregúntalo al día siguiente, nunca hay que quedarse con dudas.

Memorizar: memorizar suena a pedagogía anticuada y en muchos casos lo es, sin embargo, sigue siendo una herramienta útil y necesaria si se utiliza con cuidado. En Science es preciso memorizar en muchas ocasiones, la definición de célula, las Comunidades Autónomas, los reinos de los seres vivos… Una buena idea puede ser memorizar dos o tres conceptos básicos cada sesión de estudio, un par de definiciones o el dibujo de un sistema como el digestivo, por ejemplo, de esta manera será más sencillo tenerlo todo aprendido para el examen.

Inteligencias múltiples: Gardner revolucionó la educación cuando mostró que la gente tiene inteligencias muy diversas y que destacar en una u otra no te hace más o menos inteligente, solo diferente. Los hay que destacan cuando aprenden con imágenes, otros con palabras, algunos en situaciones, etc. Science nos permite adaptar el trabajo a estas distintas inteligencias de manera más eficaz que otras asignaturas. Para cada tema tenemos la información el libro de texto, imágenes, diagramas y muchos más materiales en la web del colegio (vídeos, Kahoot, actividades sobre vocabulario, juegos…). Es importante descubrir la mejor manera de aprender de cada alumno y potenciarla.

Idioma: Una pregunta habitual si es mejor estudiar en inglés o traducirlo al español para entenderlo mejor. La respuesta es complicada pero siempre hago la misma recomendación: la clase es en inglés y siempre pregunto y evalúo en este idioma, los alumnos deben interiorizar los contenidos en este idioma para obtener buenos resultados, por lo que traducir los contenidos dobla el trabajo, lo que disminuye la energía del alumno y provoca una pérdida de fluidez en inglés. Explicar algo en español en casa es algo distinto, puede ser conveniente y positivo, pero traducir sistemáticamente el temario probablemente no tanto.

Estímulo: una actitud positiva hacia la ciencia es muy importante para que el alumnado tenga buenos resultados. Hay muchas actividades y propuestas de divulgación científica que pueden incentivar este interés, desde museos, zonas verdes o incluso en casa a través de páginas webs o juegos científicos. Una excursión al jardín botánico de Madrid o a la Pedriza unos días antes de empezar la unidad de las plantas, o investigar en internet sobre algún dato de Marte, que ha llamado la atención del alumno puede ser interesante.

Colaboración: los alumnos son sorprendentemente efectivos enseñándose entre ellos. Utilizan un lenguaje y unos códigos a los que los adultos muchas veces no llegamos. Esto es bueno para el alumno que aprende, pero también para el que enseña, ya que de esta manera consigue un dominio mayor de la materia. Puede ser buena idea crear pequeños grupos de trabajo entre los alumnos, que se vean de vez en cuando fuera de clase para trabajar o estudiar juntos. También puede ser recomendable que empiecen a ganar en autonomía y descubran espacios de trabajo llenos de recursos como las bibliotecas.